jueves, 18 de agosto de 2016

Lauro no tuvo un buen día y quedó fuera de la final

El bonaerense Germán Lauro no logró conseguir el pasaje a la final en la prueba de lanzamiento de bala y quedó eliminado de los XXXI Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, ya que la marca de 19,89 metros no le alcanzó para estar entre los 12 mejores (la otra posibilidad era marcar 20,65 metros o más para acceder directamente a la fase decisiva), en la competencia que se realizó en el estadio olímpico de Engenhao.


Lauro consiguió los 19,89 en su primer intento, y no pudo mejorar la marca en los otros dos, donde estableció 19,56 y 19,61. El atleta de Trenque Lauquen estuvo muy lejos de su mejor registro (21,26), conseguido el 10 de junio de 2013, en la Liga de Diamante, en Doha, pero también del más destacado de esta temporada (20,29), establecida el 26 de febrero, durante la Reunión Internacional de Atletismo de Villa de Madrid, en la capital española.

Junto a su entrenador Andrés Charadía había realizado realizó un intenso trabajo de preparación en León, España, y luego en Fortaleza, Brasil. Sin embargo, una molestia en su hombro derecho, que le complicó el entrenamiento en lo que va del año, no le permitió llegar a estos Juegos en la mejor forma.

Llegaba a Río de Janeiro con un valioso antecedente: su sexta ubicación en Londres 2012 (como olímpico había debutado en Beijing 2008), con una marca de 20,84 metros, y de haber logrado la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, con un registro de 20,24. 

Además, en el Mundial de atletismo 2013, en Moscú, había ocupado el séptimo lugar, con una marca de 20,40 metros, y en el de 2015, en Beijing, fue noveno con un registro de 19,70. Fue también campeón sudamericano en 2006, 2007 y 2011, y también incursionó en el lanzamiento de disco y fue campeón iberoamericano en 2007.

Fuente: Prensa COA
Foto: Prensa COA / ENARD

No hay comentarios:

Publicar un comentario