jueves, 29 de noviembre de 2018

Hockey: Argentina debuta en el Mundial con victoria sobre España

Los Leones consiguieron el primer objetivo en el Mundial: derrotaron a España por 4 a 3 en un partido emocionante.


Hubo de todo. Cinco goles en el primer cuarto, dos resultados parciales desfavorables (1-0 y 2-1), una tarjeta amarilla inoportuna sobre el cierre, un rival que terminó jugando sin su arquero y una última jugada en la que el propio adversario pudo empatar... Pero los Leones terminaron ganando un partido tremendo en su presentación en el Mundial de Bhubaneswar. Fue por 4 a 3 ante España en un partido para el infarto, en el que costó sacarse los nervios del debut pero en el que finalmente se terminaron celebrando tres puntos clave ante el rival más difícil de la zona A teniendo en cuenta, además, que el ganador del grupo se clasificará directamente a los cuartos de final del torneo.

Los Leones, que buscan en la ciudad india mejorar el tercer puesto de La Haya 2014 -la mejor ubicación histórica del seleccionado en el Mundial-, llegaron al último torneo del año con 40 partidos de torneos oficiales jugados desde la histórica medalla de oro conseguida en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Y de esos 40 encuentros, nada menos que 27 terminaron en victoria. Pero España era un equipo complicado en la previa. Y lo fue, en definitiva, para el conjunto que conduce Germán Orozco.

El arranque fue golpe por golpe. Porque en el primer ingreso de España al área, a los 3 minutos, Enrique González puso el 1-0; Gilardi dominó la bocha en el círculo pero lo presionaron, se la quitaron y el goleador no perdonó frente a Vivaldi. Sin embargo, apenas 60 segundos más tarde López fue rápido para ejecutar un tiro libre desde la derecha y Agustín Mazzilli, en un enorme anticipo ofensivo, superó a Cortes. Un dato: en los Juegos Olímpicos de 2016, Mazzilli convirtió apenas un gol (el cuarto en el histórico 4-2 ante Bélgica) y aquí hizo dos en 11 minutos...


A partir de ese momento el juego se hizo tedioso y aburrido, sin llegadas a los arcos tal vez producto de los nervios del debut para ambos equipos. Hasta que en los últimos dos minutos todo se movilizó de nuevo: a los 14, Josep Romeu aprovechó otro descuido defensivo y puso otra vez a su equipo arriba en el marcador, pero en el ataque siguiente los Leones aprovecharon otro error y Agustín Mazzilli volvió a ser certero en el área para aprovechar el centro de Vila desde la izquierda. 


Estaba claro que eran dos equipos. Argentina y España eran dos atacando y otros dos muy diferentes defendiendo. 


Así, casi sobre el cierre Paredes también fue pícaro para agilizar el juego y forzó el primer corner corto para Argentina. Fue el turno de Gonzalo Peillat, entonces. El mejor arrastrador del mundo no perdonó y permitió que el seleccionado se fuera al primer descanso con la ventaja de 3-2.


Después la intensidad del partido volvió a bajar. Argentina prefirió esperar y darle la pelota a España. Y España tomó la oportunidad. Primero cuando a los 5 minutos minutos del complemento llegó al empate a través de Vicenc Ruiz y luego cuando pudo ponerse arriba en el marcador con un par de cortos en el que Vivaldi fue llamado a responder. Y el arquero respondió.


Pasado ese sofocón, Argentina retomó el control y en el cuarto período, a los 4 minutos, Martínez se metió en el círculo y forzó el tercer corto argentino. Pero había un inconveniente. En la cancha no estaban Mazzilli y Paredes, los dos primeros servidores. La responsabilidad la tomó Gilardi, quien puso la pelota en juego con una notable eficacia; Rey la paró de manera sobresaliente y Gonzalo Peillat hizo el resto para decretar el 4 a 3 definitivo que permite mirar el futuro con calma y optimismo.


De todos modos hubo más sufrimiento tras el segundo gol de Peillat. Porque Argentina sufrió con la tarjeta amarilla que recibió Bettaglio y porque España terminó jugando sin su arquero para sumar un hombre más en el campo y en la última jugada pudo empatar, sobre la chicharra final, cuando De Frutos quedó cara a cara con Vivaldi pero no pudo conectar la bocha.

La próxima presentación de Argentina en el torneo será el lunes ante Nueva Zelanda. Habrá tiempo para corregir detalles -España tuvo 18 ingresos al círculo contra 12 de Argentina y una posesión del 59 por ciento-, para descansar y para pensar en lo que se vendrá. Que es auspicioso.

Argentina formó con Juan Manuel Vivaldi; Juan Ignacio Gilardi, Pedro Ibarra, Gonzalo Peillat; Juan Martín López, Lucas Rossi, Matías Rey, Ignacio Ortiz; Lucas Vila, Matías Paredes y Agustín Mazzilli. Luego ingresaron Joaquín Menini, Lucas Martínez, Agustín Bugallo, Maico Casella, Nicolás Cicileo y Tomás Bettaglio.

Fuente: Prensa CAH
Foto: Gentileza FIH

No hay comentarios:

Publicar un comentario