sábado, 18 de agosto de 2018

Tour de la Antorcha: Corrientes celebró el paso de la llama Olímpica

Corrientes vibró con la llegada de la llama Olímpica de la juventud de Buenos Aires 2018. Una gran cantidad de público acompañó el quinto relevo del Tour de la Antorcha, que sigue su camino recorriendo toda Argentina.


En el Palacio Municipal se puso en marcha la recorrida de la llama Olímpica de la juventud en manos de uno de los máximos representantes del deporte Olímpico argentino. Fue Carlos Espínola el señalado para ser el primero de los 12 portadores del fuego sagrado. 

Conocido por todos como Camau, el cuatro veces medallista Olímpico en vela le cedió la antorcha a Lautaro Midón, joven tenista que se consagró campeón sudamericano con la selección argentina sub 14. Luego, fue el turno de Mauro Crismanich, entrenador de taekwondo y subcampeón mundial en 2009.

El fuego sagrado continuó su recorrida por la ciudad capital de mano en mano con María Isabel Romero, vecina de la ciudad; Noemí Prone, multimedallista de taekwondo ITF y referente local. Luego fue el turno de Karina Lencina, ex campeona mundial de danza del vientre del Certamen Internacional de Danza, que le pasó la antorcha a Yuri Maier, ex deportista de lucha Olímpica y el mayor medallista argentino de su especialidad.

En el recorrido hacia el pebetero, el octavo relevo pasó en manos de Jonathan Leyes, medalla de bronce en el levantamiento de pesas de los Juegos Suramericanos de la Juventud Santiago 2017 y que será el único representante de Corrientes en Buenos Aires 2018.

"Siento un gran orgullo por poder representar a mi provincia en los próximos Juegos Olímpicos de la Juventud", le dijo Leyes a buenosaires2018.com

Acto seguido, tomó posesión de la antorcha Gladys Letizia Alcaraz, jugadora histórica de la selección de rugby argentina y promotora de la igualdad de género en el deporte. Los siguientes portadores de la llama fueron Dan Misael Gamarra, atleta juvenil de pista, y Florencia González Cabañas, integrante de la selección argentina Paralímpica de básquetbol adaptado y primera argentina en jugar en la liga estadounidense, que fue acompañada por su novio.

La última relevista fue Cristina Greve, siete veces campeona argentina de ciclismo, y encargada de prender el pebetero con el fuego sagrado en el Parque Cambua Cuá, con la postal del atardecer que iluminó el Río Paraná.

"Fue muy emocionante lo que viví. Todo deportista quiere pasar por esto. Fue un placer poder compartir este momento con mi familia, que tanto hizo por mí", expresó Greve.

El fuego sagrado se encendió el 24 de julio en el Estadio Panathinaikó de Atenas, el 25 llegó a Buenos Aires en avión y el 5 de agosto comenzó el Tour de la Antorcha, que recorrerá 14.000 kilómetros para llevarlo a 17 ciudades argentinas. 

Después de recorrer La Plata, Paraná, Santa Fe, Iguazú y Corrientes, ahora será el turno para que el norte argentino disfrute de ver la llama Olímpica de la juventud.

Fuente y fotos: Prensa Buenos Aires 2018

No hay comentarios:

Publicar un comentario