sábado, 21 de julio de 2018

Básquetbol: Las Gigantes cerraron su gira por China

Con un gran tercer cuarto, la Selección Nacional concluyó su gira asiática cayendo por 82-64 ante Serbia.


Argentina no la pasó bien en el primer cuarto. Saltó a la cancha con Melisa Gretter, Macarena Rosset, Andrea Boquete, Victoria Llorente y Mara Marchizotti, y desde el vamos la incomodidad se hizo presente.

Con la mira torcida, y una defensa que ayudó poco a mejorarla, nuestras chicas no lograron hacer pie en ese pasaje del encuentro. Encima, del otro lado, la escuadra europea fue la antítesis, siendo muy precisa al momento de ejecutar, y en consecuencia, esa disparidad se vio reflejada en el marcador.

Ni la rotación temprana pudo ayudar a Las Gigantes, que vieron como poco a poco la distancia se hacía más grande, sin lograr mejorar la puntería (lanzaron un 2/11 en dobles y un 1/6 en triples).

Con un triple, la capitana Débora González logró romper el hechizo a falta de 30 segundos, dejando atrás una sequía de casi medio cuarto, que puso a la Selección 13 abajo (7-20), para iniciar el siguiente capítulo.

La situación mejoró en el segundo cuarto. En tan solo tres minutos, nuestras chicas equipararon la cosecha del pasaje anterior (14-25), aunque siguieron mostrando pequeños desajustes defensivos que no ayudaron a recortar aún más la brecha.

De todas formas, el resguardo nacional incomodó lo suficiente, como para que el cuerpo técnico balcánico tuviera que pedir un tiempo muerto y ajustar piezas, ante una escuadra nacional que doblegando esfuerzos buscó ponerse definitivamente en partido.

Argentina le sacó rédito al quinteto Durso, González, Pérez, Burani y Leiva, y en un trámite equilibrado arribó a la recta final del primer tiempo.

Allí nuevamente Serbia tuvo los recursos para lastimar, pero un mejor cierre nacional, liderado por Melisa Gretter, dejó la diferencia en 12 (26-38), para meterse al descanso largo.

Con el regreso de zona de vestuarios el desempeño nacional fue totalmente otro. 

Argentina corrigió en defensa, y por primera vez en la jornada, se sintió cómoda en ataque. De la mano de una Melisa Gretter que se mostró imparable (anotó 9 puntos en ese pasaje), poco a poco la celeste y blanca fue recortando la brecha, para llegar al promedio abajo por ocho (40-48).

La remontada no frenó allí, y Las Gigantes siguieron agregándole dígitos a esa racha, que a falta de tres minutos se hizo de 12-0, y las dejó abajo por la mínima (47-48).

Sin embargo, nunca consiguieron ponerse arriba, y llegaron al capítulo final en desventaja de dos (52-54).

Cuando todo hacía suponer un final vibrante, el mismo no ocurrió. La sequía del primer cuarto reapareció en el momento más inoportuno, y esa chance no fue desaprovechada por la escuadra europea.

Si bien Argentina siguió pasándose bien la bola, y generando situaciones, la americana no quiso entrar, y del otro lado, sin sobrarle nada, Serbia halló los caminos para separarse poco a poco hasta recuperar diez de luz (52-62).

Ni el tiempo muerto pedido por Cristian Santander, ni la rotación del equipo, ayudaron para darle prisa al mal paso.

Recién sobre el promedio, un doble de Llorente, seguido de un recupero de Rosset que terminó en bandeja, lograron mover el electrónico, y dejar a las nuestras expectantes, siempre al filo de los 10 de diferencia.

Esa constante no mutó de allí hasta el final, donde el adversario logró cerrarlo mejor y por eso se quedó con el match por 82-64. 

De esta manera Argentina cerró su segundo cuadrangular en suelo chino, y mañana emprenderá al regreso hacia nuestro país; para luego de la conclusión de la liga nacional, volver a reunirse pensando ya en el Sudamericano.


Fuente y fotos: Argentina.basketball

No hay comentarios:

Publicar un comentario