lunes, 4 de diciembre de 2017

Un recorrido equilibrado y espectacular para la Vuelta a San Juan 2018

Constará de siete etapas y, como gran novedad, de un día de descanso en el ecuador de la carrera. La contrarreloj individual de 14,4 km y el final en el Alto Colorado serán los jueces de la carrera.


Después de más tres décadas formando parte del calendario nacional argentino, la Vuelta a San Juan pasó a formar parte del calendario internacional en 2017. Habían sido más de tres décadas de éxito y buen hacer, un largo periodo de tiempo en el que esta provincia argentina, de la mano del Pedal Club Olimpia, llegó a convertirse en la meca del ciclismo de este país, pero la llegada de Sergio Uñac al máximo escalón del Gobierno de San Juan dio un nuevo impulso a la carrera convirtiéndola en internacional.

En 1982 Bernard Hinault preparaba el asalto al que sería su cuarto triunfo el Tour de Francia –también ganó su segundo Giro- cuando en Argentina se disputaba la primera edición de la Vuelta a San Juan. Aunque al año siguiente se impuso el chileno Víctor Caro, los argentinos siempre han sido los dominadores. Alberto Clemente Bravo, vencedor de tres ediciones -1989, 1991 y 1992-, fue el primer gran ‘campionissimo’ de la prueba, pero más recientemente Laureano Rosas mejoró su marca al lograr igual número de triunfos -2014, 2015 y 2016-, aunque de manera consecutiva.

El año pasado, sin embargo, con motivo de las 35ª edición de la Vuelta a San Juan, argentinos y sudamericanos en general tuvieron que luchar con algunos de los mejores ciclistas del planeta. Ver a sus grandes ídolos mundiales de la especialidad era un viejo sueño de los buenos, fieles y entendidos aficionados de San Juan, un sueño que el Gobierno de la provincia, gracias al empuje de Jorge Chica, el secretario de Deportes, ha hecho realidad.

La victoria final fue para Bauke Mollema y los equipos World Tour se adueñaron de todas las etapas, pero Ricardo Escuela y Laureano Rosas, cuarto y sexto de la general, respectivamente, corrieron como muchos otros sin complejos ante lo más granado del pelotón mundial.

La Vuelta a San Juan, debido a esta internacionalidad, se ha convertido ahora en el mejor trampolín posible para las nuevas generaciones de ciclistas argentinos y sudamericanos, ya que todos anhelan formar parte de su pelotón sabiendo que es un escaparate único que acapara la atención mundial.

El recorrido
Al igual que el año pasado, la Vuelta a San Juan 2018 tendrá categoría 2.1 de la UCI. En el America Tour, o calendario americano de la UCI, solo la nueva Colombia Oro y Paz y el Tour de Alberta tienen ese status.

El Tour de Utah y la Colorado Classic son Hors Catégorie (HC) y el Tour de California y las clásicas de Québec y Montreal forman parte del World Tour, pero la fuerza con que ha irrumpido últimamente la Vuelta a San Juan, que en 2018 tendrá siete equipos de la máxima categoría en liza, hace que las distancias se acorten y, en ocasiones, incluso resulten inexistentes.

En su segundo año en el calendario internacional, la Vuelta a San Juan tendrá en 2018 un día más que en su 35ª edición. Sin embargo, seguirán siendo siete etapas porque el día de más se empleará para un merecido descanso para los corredores. San Juan, de esta forma, aporta modernidad y visión de futuro, porque la tendencia es hacia un ciclismo más comprimido y espectacular, pero también más humano.

Aunque al final ganará el más fuerte, porque las diferencias se producirán normalmente en la contrarreloj -3ª etapa- y la llegada al Alto Colorado -5ª-, habrá oportunidades para todos, sprinters y aquellos valientes que no quieran esperar a la recta de meta para lucirse. El kilometraje total es similar al del año pasado, con 959,4 km en 2018 frente a los 930 km de la última edición, siendo la contrarreloj individual también un poco más larga: 14,4 km frente a los 11,9 km de 2017.

La montaña
Por lo que a pasos de montaña se refiere, en 2018 se subirán 14, frente a los 9 de la última edición, si bien solo el Alto Colorado, con sus 2.565 m de altitud, se antoja sobre el papel decisivo. Igualmente decisivos, habida cuenta de lo apretada que estuvo el año pasado la clasificación general final –Mollema aventajó en 14” a Óscar Sevilla, en 16” a Rodolfo Torres, en 20” a Ricardo Escuela y en 26” a Rui Costa-, serán las bonificaciones: 10, 6 y 4 segundos en la línea de meta y 3, 2 y 1 segundo en cada meta sprint. Y, salvo en la contrarreloj, hay dos cada día.

Vincenzo Nibali, Fernando Gaviria y Rafal Majka serán algunas de las estrellas que se darán cita en la ronda sanjuanina, cuyo pelotón estará formado por 26 equipos: 7 World Tour, 5 Profesionales, 7 Continentales y 7 selecciones nacionales. Con este recorrido y esta participación, el éxito está garantizado.

Fuente: Prensa Vuelta a San Juan 2018 
Fotos crédito: Ilario Biondi/Roberto Bettini - Prensa Vuelta a San Juan

No hay comentarios:

Publicar un comentario