viernes, 27 de enero de 2017

Ciclismo: El portugués Rui Costa sobrevuela cual cóndor andino el Alto Colorado

El excampeón del Mundo recupera su olfato ganador y se adjudica la etapa reina de la Vuelta a San Juan. Bauke Mollema (Trek-Segafredo) se enfunda el maillot de líder y se presenta como gran favorito.


A nivel internacional llevaba desde 2015, desde que levantara los brazos en la meta de Villard-de-Lans del Dauphiné, sin ganar, pero Rui Costa ha vuelto en la Vuelta a San Juan a la senda del triunfo. Ex campeón del Mundo, en Florencia 2013, vencedor de tres ediciones de la Vuelta a Suiza -2012, 2013 y 2014-, de tres etapas en el Tour de Francia –Super Besse 2011 y Gap y Le Grand Bornand 2013-, de los Cuatro Días de Dunkerque 2009, del Gran Premio Montreal y de la Vuelta a Madrid 2011 y del Gran Premio Primavera 2013, entre otros muchos triunfos, el portugués ha sido el más fuerte en la ascensión al Alto Colorado. 

Como hiciera Navardauskas con el Bahrain-Merida, Rui Costa ha logrado la primera victoria del nuevo UAE Abu Dhabi. Los petrodólares están llegando al ciclismo, pero también empiezan a sacar rentabilidad a su inversión. No han tenido que esperar mucho para ello porque casi a las primeras de cambio, en la Vuelta a San Juan, lo han conseguido.

Sobrevolando como los cóndores andinos la ascensión al Alto Colorado, Rui Costa se ha llevado la victoria de la etapa reina, aunque si cabe el premio gordo, la victoria absoluta, se la llevará el holandés Mollema, porque gracias a su quinto puesto en la etapa se ha erigido en nuevo líder de la carrera y sólo una desgracia o descomunal sorpresa podría bajarle del podio el próximo domingo. 

El ‘tulipán’ tiene una renta importante a su favor: 14” sobre Óscar Sevilla, sobresaliente a sus 40 años; 16” sobre el colombiano Torres; 20” sobre Escuela, el argentino que ha competido sin complejos, de tú a tú,  con las estrellas foráneas; 26” sobre el propio Rui Costa y 27” sobre Laureano Rosas. Son diferencias importantes, pero el equipo Trek-Segrafredo no puede cometer un solo error si no quiere pagarlo caro, porque sus rivales, en especial los argentinos, van a estar al acecho.

Parecía que el ex campeón del Mundo, otrora un gran ‘cazador’ porque pocas veces fallaba cuando apuntaba a un objetivo, había perdido puntería, ya que llevaba demasiado tiempo sin ganar. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, puesto que en la ascensión al Alto Colorado ha corrido como en él siempre ha sido habitual, tirando tanto de clase como de inteligencia.

Por momentos ha dado la impresión de que el colombiano Rodolfo Torres, para quien había trabajado mucho el equipo Androni, se iba a llevar la victoria, pero el portugués había reservado una bala para el último kilómetro y ha acabado haciendo diana. Por detrás, Bauke Mollema tiraba de calculadora para no ceder más tiempo de la cuenta ante Óscar Sevilla.

“Ha sido muy duro por el calor”, explicaba Rui Costa en la meta. “Pero por fortuna vinimos a San Juan cinco días antes de que empezara la carrera y, aunque al principio resultó complicado, hemos podido adaptarnos. Además, siempre es mejor correr con calor que con la lluvia, la nieve y el frío que ahora mismo hay en Europa. Es importante empezar el año ganando, da tranquilidad”, añadía con una sonrisa en su rostro.

También Mollema estaba feliz. “He notado un poco la altitud, pero al final el resultado ha sido bueno. Ahora soy el líder y, aunque espero ganar, sé que quedan dos días muy complicados. Confío en que los equipos con sprinters nos ayuden a controlar la carrera”.

La etapa de mañana.

Tras la etapa de montaña, vuelve el llano, que no la tranquilidad, a la Vuelta a San Juan. La sexta etapa es un clásico del ciclismo sanjuanino. Con salida y meta en Pocito, tendrá 185,7 km y dos pasadas por la Cuesta de las Vacas, una subida tradicional en la Doble Difunta Correa, la prueba que ganó Adrián Richeze (Virgen de Fátima) en su última edición, el pasado 1 de enero, y en la que los ciclistas tuvieron que rodar con hasta 53º de temperatura. Un infierno.

Sobre el papel, los sprinters vuelven a tener otra oportunidad de lucirse. Por lo tanto, en ausencia de Viviani, que ha abandonado semienfermo, los corredores del Quick Step, Gaviria y Boonen, vuelven a ser los claros favoritos, aunque las piernas empiezan a pesar y no sería de extrañar que fructificara alguna fuga. Sería la primera en tener éxito en esta edición de la Vuelta a San Juan.

Fuente: Prensa Vuelta a San Juan
Fotos: Ilario Biondi

No hay comentarios:

Publicar un comentario