jueves, 4 de agosto de 2016

La Selección Argentina de Fútbol cayó con Portugal en el debut olímpico

No fue el inicio esperado. La selección argentina de fútbol inició su camino en los Juegos Olímpicos Río 2016 con una derrota 2-0 ante Portugal en el Estadio Olímpico.


Previamente, también por el Grupo D, Honduras venció 3-2 a Argelia.

La primera media hora de juego tuvo un patrón común: Portugal con la posesión de la pelota y Argentina parada de contra. El mediapunta Bruno Fernandes, del Udinese, le dio varios dolores de cabeza a la retaguardia argentina, sobre todo cuando se juntó con Sergio Oliveira y Salvador por izquierda. Sin embargo, el conjunto luso careció de peso ofensivo y el arquero Gerónimo Rulli apenas si fue llamado a entrar en acción.

El equipo dirigido por Julio Olarticoechea lució sin volumen de juego en ese primer tramo del partido, pero apenas se encendió Ángel Correa y a medida que fue creciendo la figura del lateral devenido en extremo José Luis Gómez, Argentina se fue haciendo cada vez más incisiva en ataque, tanto que contó con varias oportunidades de romper el cero, las principales en los pies del jugador de Lanús y en la cabeza del zaguero Víctor Cuesta.

El complemento arrancó con la misma tónica con la que se había cerrado la etapa inicial. Y a los 48, en una veloz contra, Jonathan Calleri la picó por encima del arquero –tras una brillante cesión de Gómez- y por un par de centímetros el travesaño ahogó el primer grito.

Con el correr de los minutos, Portugal volvió a hacer circular el balón con criterio y buena técnica. Finalmente, a los 66, se rompió el cero: un centro preciso y a la carrera de Fernandes encontró sin marca a Paciencia. El delantero tuvo tiempo de acomodarse y sacar un zurdazo, cruzado y seco, que hizo estéril la estirada de Rulli.

Pocos minutos antes el “Vasco” había movido el banco: apostó a la velocidad de Cristian Pavón por derecha, en reemplazo del amonestado Lisandro Magallán. Fue un cambio ofensivo, que estuvo cerca de pagar dividendos, ya que el extremo de Boca Juniors desbordó en reiteradas ocasiones y hasta tuvo dos chances claras de gol.

Pero fue Portugal el que volvió a festejar, de manera impensada. Rulli, quien en total salvó cuatro situaciones claras de gol, no pudo evitar que un remate de larga distancia del sustituto Pite, a los 83, se le escabullera entre las piernas.

Argentina terminó volcada en ataque, pero demasiado urgida. Y los ingresos de Giovani Lo Celso y Giovanni Simeone –casi descuenta sobre el final con una chilena dentro del área chica- no dieron sus frutos ni siquiera para descontar.

La selección argentina de fútbol tendrá la oportunidad de revertir su imagen el domingo, cuando por la segunda fecha del Grupo D se mida con Argelia, también en el Estadio Olímpico, a las 18 horas.

La “Albiceleste” deberá ganar para mantener vivas sus posibilidades de meterse en cuartos del torneo que supo ganar en Atenas 2004 y Beijing 2008.

Fuente: Prensa COA
Fotos: Prensa COA/ENARD

No hay comentarios:

Publicar un comentario