lunes, 8 de agosto de 2016

Debut victorioso para Argentina ante Nigeria en Río 2016

En su estreno en la cita máxima de Río de Janeiro, Argentina desplegó un alto nivel de juego para derrotar contundentemente 94-66 a Nigeria, en la primera jornada del Grupo B.


Con una labor colectiva sólida, que se destacó con un primer tiempo brillante, el Alma dispuso de cinco hombres en doble dígito: Luis Scola con 18 puntos (7/12 de cancha y 9 rebotes), Facundo Campazzo con 19 unidades (5/8 en triples y 5 asistencias), Patricio Garino con 15 tantos (5/6 de campo y 6 recobres), Emanuel Ginóbili con 12 y 5 asistencias y Andrés Nocioni con 10 y 6 rebotes.

La historia comenzó con Argentina sumamente compenetrada, ejecutando una tremenda intensidad y alta efectividad en sus transiciones rápidas para escaparse 11-0, en 3 minutos. El banco albiceleste implementó la dosificación de energías, con la rotación de elementos, al unísono que Nigeria optimizó su arranque errático para limar la brecha, con su típico desequilibrio individual por explosividad. Manu (6) lideró las ofensivas, acompañado por Garino (4) y Delía (4). A pesar de experimentar una pequeña merma en su andar, el Alma cerró el chico en ganancia 22-15.

El segundo capítulo inició con un pasaje de alto voltaje en ataque, motorizado en una conexión exquisita desde Saturno, en la que se destacó Campazzo (4/5), así como la enjundia en la defensa grupal. Con estos argumentos, Argentina marcó una renta importante 38-22, con 5:20 minutos en el reloj. Un rapto de algunas distracciones generó una reacción de los africanos para achicar 39-29, lo que forzó al tiempo muerto de Hernández, a falta de 3 minutos. El seleccionado salió con una energía furiosa y estampó un pasaje letal 11-2, con un encendido Nocioni (7) y se retiró al entretiempo con un claro dominio 50-31, merced a un tremendo 8/16 en triples.

Tras las charlas en vestuarios, el seleccionado mantuvo la mente enfocada, alimentándose en una atildada coordinación en defensa, con todos los engranajes aportando para frenar la virtud física del oponente. Laprovittola (7) condujo los hilos, y aportó bombas, para un lapso de 13-4, que le posibilitó a Argentina marcar una diferencia abultada de 64-35, a los 4 minutos. Nigeria plasmó una corrida 6-0, pero surgió en escena un desenfrenado Garino (11) para clausurar arriba 72-48.

A pesar de la renta considerable, el elenco de Hernández no pecó en la relajación y se dedicó a dosificar el juego en el último cuarto, con la rotación de hombres. Conocedor de la exigencia de este certamen, Argentina continuó enfocado y profundizó la ventaja. El combinado nigeriano no halló soluciones y se atrapó en las redes del rival. El capitán Luis Scola (9) exhibió su repertorio de maniobras, con un triple incluido, y la chicharra sonó con un clarísimo triunfo 94-66.

La satisfacción por el primer paso positivo, Argentina descansará el lunes y afrontará el durísimo escollo que significará Croacia, a quien enfrentará el martes a las 22.30.

Estadísticas, click aquí.

Fuente: Prensa CABB
Fotos: FIBA.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario