sábado, 13 de agosto de 2016

Argentina vence al local Brasil y se asegura el pase a cuartos

En un partido inolvidable y que parecía perdido, Argentina derrotó 111-107 a Brasil -tras dos suplementarios- y logró su tercera victoria en el Grupo B, que lo clasificó para los cuartos de final de los Juegos Olímpicos. Memorables producciones de Nocioni (37 puntos y 11 rebotes) y Campazzo (33 y 11 asistencias). El lunes, cierre de la primera fase contra España.


Hay veces en las que el corazón puede más que todo. Y quizás ahí está una de las llaves para que la Selección Argentina escribiera otra página histórica. En Brasil, ante el local, con un clima adverso y en un partido que pareció perdido varias veces, el conjunto de Sergio Hernández se repuso para terminar sellando una victoria gigante en dos suplementarios. Fue 111-107, con producciones memorables de Andrés Nocioni (37 puntos y 11 rebotes) y Facundo Campazzo (33 y 11 asistencias). Así, llegó a los tres triunfos en cuatro presentaciones y, a una fecha del final del Grupo B, se aseguró un lugar en los cuartos de final de Río 2016. El lunes, a las 19, será el cierre de la primera fase frente a España.

Después de un comienzo parejo y en donde los dos se midieron, Argentina pegó primero a través de una de sus mejores armas en el torneo, el triple. El estandarte fue Nocioni, quien metió sus cuatro primeros lanzamientos a distancia. Scola también se sumó al show (9 puntos en el primer cuarto) junto con Campazzo (5 asistencias) y la ventaja fue de 24-14 en 8 minutos. Tras una leve reacción de Brasil, Garino fue oportuno para robar en una salida y cerró el cuarto con una volcada: 28-19.

En el inicio del segundo, la Selección tocó una máxima de 11 (30-19), pero desde ahí fue todo de Brasil, que se revitalizó con su banco. Neto condujo desde la base, Guilherme y Alex dieron su veteranía en los dos costados y Vitor Benite castigó con su mano (13 tantos). El conjunto de Hernández sufrió horrores en defensa (aspecto sólido de los primeros 10 minutos), perdió la batalla de los rebotes (19-11) y se quedó sin rotación de balón y buenos lanzamientos. Fue todo del local, que estampó un parcial de 33-14 para pasar a dominar (52-44).

Brasil comenzó mejor la segunda parte, pero la Selección recuperó actitud y, sobre todo, defensa para volver a creer. Gran trabajo de Garino, buenos ingresos de Delía y Deck, sumados al corazón de Nocioni y a un endemoniado Campazzo, quien impuso su ritmo y logró correr. Esas fueron las claves para un parcial de 11-0 que le permitió pasar al frente a los 27 minutos (64-63). De todas maneras, Nené y Huertas volvieron a poner al frente al rival (72-67).

En el último cuarto, los nervios y la tensión crecieron muchísimo. Brasil tuvo un poco más de lucidez y sacó ocho de ventaja (83-75) a 2m40 del cierre con buenas acciones de Marquinhos y Nené. Pero había una cuota de juego y corazón en el tanque para remontar. Campazzo fue el abanderado, con un bombazo y libres para arrimar. Y cuando parecía perdido, tomó un enorme rebote ofensivo que derivó en un triple desde la esquina de Nocioni, quien puso la igualdad a 3s del final (85-85). Huertas falló en la última y todo se fue a suplementario.

Allí volvió a pegar primero Brasil, quien tomó una luz de seis tras un bombazo de Alex (94-88). Pero otra vez los héroes al rescate. Campazzo y sus guapeadas, Chapu con otro triple y el propio base, desde la líneas, para empatarlo en 95 luego de un par de buenas defensas. Y Argentina tuvo la última, pero Ginóbili no pudo ganarlo.

De todas maneras, la segunda prórroga (pese a no tener a Scola por cinco faltas) comenzó en llamas para Argentina, con dos triples de Campazzo y una corrección ofensiva de Garino para tomar ocho de ventaja (103-95). Leandrinho le puso suspenso y limó a dos (106-105), pero Garino (venía de un triplazo) metió una tapa clave, Campazzo estiró desde la línea y Brasil se quedó sin balas para arrimarse. De todas maneras, hubo una cuota más de sufrimiento, porque Delfino falló dos libres que sellaban la historia, pero Manu tomó el rebote ofensivo y ahí sí lo liquidó.

Una victoria para el recuerdo, como las producciones de Nocioni y Campazzo. Chapu terminó con 37 puntos, igualando el récord histórico de Argentina en un partido oficial, ahora compartido con Scola, quien lo había logrado en el Mundial 2010 también ante Brasil. Totalizó 3-7 dobles, 8-12 triples, 7-8 libres, 11 rebotes y un robo en 47 minutos. Facu, por su parte, finalizó con 33 unidades (4-12 dobles, 5-10 triples, 10-12 libres), 11 pases gol, 4 recobres y 4 robos en 43 minutos. También fue para destacar lo de Garino, por su defensa e intangibles, sumados a sus 10 tantos, 4 tableros, 3 recuperos y una asistencia en 43 minutos.

Estadísticas finales. click aquí.

Fuente: Prensa CABB
Fotos: Prensa FIBA 

No hay comentarios:

Publicar un comentario