miércoles, 15 de junio de 2016

Handball: Argentina perdió con Groenlandia y deberá vencer a Chile para pasar a semis

La Selección albiceleste cayó 25-23 ante el elenco groenlandés por la cuarta fecha del Panamericano de Buenos Aires. Este jueves, desde las 19, los dirigidos por Eduardo Gallardo enfrentarán al equipo chileno con la obligación de ganar para seguir con vida en el torneo continental.


Los Gladiadores recibieron un duro golpe contra Groenlandia que trastocó todos los papeles. Después de un arranque arrasador con tres victorias en misma cantidad de presentaciones, el elenco nacional sufrió un llamado de atención muy importante. Con esta caída, el partido de mañana frente a Chile toma un valor trascendental: si no logra la victoria, el seleccionado argentino se despedirá del Panamericano y no estará en el Mundial de Francia. Momento de reflexión…

Argentina no jugó bien y lo pagó caro. En ningún momento pudo doblegar a un rival que fue creciendo con el paso de los minutos. El buen trabajo de la defensa, la enorme labor de su arquero Frank Mikkelsen y las destacadas actuaciones de Akutaaneq Kreutzmann y Minik Hoegh fueron algunas de las claves por la cual Groenlandia hizo historia y dio el gran golpe en Tecnópolis.

En el primer parcial, la paridad fue la protagonista. Pizarro y Fernández, de alto nivel en los encuentros anteriores, estuvieron apagados y la Selección lo sintió. El equipo argentino chocó una y otra vez con la sólida defensa groenlandesa y terminó con varios tiros forzados que no tuvieron el resultado esperado. Pese a las complicaciones, con los ingresos de Pablo Simonet y Julián Souto Cueto, el conjunto local consiguió más dinámica y el partido se volvió de ida y vuelta, gol a gol. Groenlandia lastimó por la vía del contraataque y con los lanzamientos externos de sus grandes figuras Minik (cuatro goles) y Akutaaneq (goleador con ocho). El primer tiempo finalizó 12-12.

En el segundo período, el elenco groenlandés pegó de entrada con un parcial de 3-0 y profundizó la crisis del anfitrión. Sin embargo, de la mano de Pablo Simonet (seis tantos), de la buena tarea de Julián Souto Cueto (cuatro) y un sobresaliente Fernando García en el arco, Argentina igualó las acciones y se esperanzó promediando los 15′. Con el correr de los minutos, Groenlandia aprovechó las fallas del local en la definición y sacó una diferencia de cuatro goles. Para ese entonces, el nerviosismo invadió a Los Gladiadores y los roces con el rival aumentaron. Para colmo, la dupla arbitral brasileña, de muy mal desempeño, se vio superada por la situación. En los instantes finales, el seleccionado argentino entregó todo pero el esfuerzo no le alcanzó. El encuentro terminó 25-23.

Argentina no tiene tiempo para lamentarse y debe cambiar el chip rápidamente si quiere escribir otra página dorada en el balonmano nacional. Dura tarea tendrán Eduardo Gallardo, Guillermo Milano y ,sobre todo, Guillermo Cazón, que desde la motivación buscarán levantar el ánimo de los jugadores.

Es la hora de la mística gladiadora, aquella que en los momentos más difíciles apareció y generó las mayores alegrías para el público argentino. La ilusión está más viva que nunca…

En otros resultados del Grupo “A”, México venció 32-31 a Guatemala y Chile, 42-26 a Canadá. En la zona “B”, Brasil le ganó a Estados Unidos 40-15. Desde las 20, cierran Colombia y Paraguay.

Formación inicial: Matías Schulz, Federico Pizarro, Federico Vieyra, Sebastián Simonet, Agustín Vidal, Federico Fernández y Mariano Cánepa.

Goleadores: Pablo Simonet (6), Federico Pizarro (5), Julián Souto Cueto (4), Federico Fernández (3), Leonardo Querín (2), Pablo Vainstein (1), Federico Vieyra (1) y Mariano Cánepa (1).

Fuente y fotos: Prensa Confederación Argentina de Handball

No hay comentarios:

Publicar un comentario